¿Cómo empezar a cuidar tu piel de manera natural?

¿Cómo empezar a cuidar tu piel de manera natural?

Siempre pensamos en cuidar nuestra piel, pero sabemos realmente ¿Qué cremas ponerle? o ¿Cómo prevenir arrugas?.

En este mundo en el que nos bombardean de productos de belleza a diestra y siniestra, campañas hermosas de marketing que nos prometen milagros para el rostro, entonces ¿Cómo desciframos qué es lo mejor para la nuestra piel? ¿Esas mascarillas o labiales de moda, son en verdad lo mejor? ¿Son saludables? ¿Qué contienen ?

Siempre supe que cuidarme la piel es importantísimo, que una buena rutina de limpieza hace la diferencia, pero ¿qué es lo mejor? ¿Existe una definición para mí? ¿Qué es lo mejor para mi piel?

Si tengo marcas de acné, rosácea o manchas, ¿Puedo jugar y probar con algo nuevo?, ¿Puedo aventurarme a probar y a experimentar? ¿O debo ser más responsable y aprender un poquito más sobre lo que tienen los ingredientes y cuidarme desde adentro?

¡El cuidado de la piel no es solo que te aplicas a la cara, es muchísimo más!

Es por eso que quiero presentarles mi enfoque personal que hizo que mi piel cambiará desde adentro hacia afuera.

Un enfoque de cuidado personal interno con ayuda de la parte externa: nuestra envoltura. Esa que tanto nos preocupa y que nos hace sentir tan bien y tan mal algunas veces.

En esta época complicada, la idea de cuidado personal esta más presente en nuestros días, ya que tenemos un poco más de tiempo para aventurarnos a aprender y parar. Parar para cuidarnos o reflexionar.

Hemos creado este SKINCARE SERIES con pasos para cuidar nuestra piel de manera natural y hacer una transición sin penas ni dolores.

Empecemos por lo primero: pasos sensillos para poder incluirlos en nuestra rutina diaria.

 

1.    Elimina el maquillaje por una semana

Te preguntaras ¿Por qué tengo que hacer eso? No te lo digo sin conocimiento de causa. Por muchos años salía a la calle súper maquillada: sombras, concealer, highliter, sprays de todo tipo, countoring, etc.

Sé que el impacto de dejar de maquillarse es fuerte, pero sé paciente y confía e intenta esto conmigo.

Empieza hoy y trata una semana sin maquillaje y ayudarás a tu piel a sanar y regenerarse como nunca antes lo hizo.

Hazlo al menos unos 5 días, aprovechando la cuarentena.

Si, lo sé, esos granitos, esas manchas en la cara, el acné, lo sé, es una porquería.

Parece terrible, pero confía en mí, es una semana para tu piel y para ti.

 

2.    Toma muchísima agua

Esto no solo es importante para tu piel sino para tu salud en general.

Somos agua en movimiento, ¡literal! Ten siempre tu botella de agua a la mano y acostúmbrate a llevarla a todas partes y tomar agua.


Mayo Clinic recomienda que los hombres beban 3,7 litros al día y las mujeres 2,7 litros.                      
 
jeje obviamente depende de cuán grande seas, pero si no bebes más de 1 litro, pues como mínimo empieza con litro y medio y ve avanzando poco a poco, calculando cuántas botellas debes tomar o vasos. Te ayudará a racionalizarlos durante el día.

 

¡¡Ojo que no necesariamente puede ser agua, pero no cuentes el café o la gaseosa eh!!

Otras alternativas son el té verde, el agua con limón, los arándanos o cualquier fruta.    
 
Puedes añadir un poco de stevia si quieres que sea más dulce. A mí me gusta el agua con gas para las comidas con un chorro de limón o naranja. Me da la sensación que es como un espumante jeje.

Busca un contenedor que sea tu medidor y comprométete con incrementarla día a día por una semana para que empieces con el cambio.

 

3.    Ponle colores a tu comida

El mejor lugar para empezar a cuidar la piel es desde dentro: tu sistema digestivo. Existen muchas dietas y elegir alguna puede ser complicado.

Aquí mi recomendación sencilla:

Empecemos con lo básico: Trata de comer tan saludable como puedas, incluyendo toneladas de frutas y verduras.

Además, trata de comer comida casera, tanto como sea posible. (Ahora en la cuarentena podemos hacer desastres, pero trata de controlarlos).

Cocina tu propia comida, así podrás elegir los ingredientes y tratar de utilizar los de mejor calidad.

También trata de eliminar o al menos minimizar cualquier alimento procesado.                            
Otra  cosa que me ha funcionado es hacer un batido de la mañana lleno de micronutrientes antes de desayunar. Amo la chlorella o espirulina, el germinado de trigo en polvo, sobretodo porque ayuda a regular muchos procesos internos. Sirve increíblemente para controlar esa ansiedad que nos quiere llevar de encuentro en estas fechas.
 
Puedes encontrar mi receta en el Blog, smoothie de clorofila entre comidas:

 

4.    DUERME POR FAVOR

El Instituto Nacional del Sueño recomienda de 7 a 9 horas de sueño.  Cuánto mas duermas tu piel sanará, tu cuerpo funcionará mejor, el descanso es súper importante.
 
La  falta de sueño, fatiga, y el estrés, pueden causar cambios hormonales y hormonas de estrés elevado.    
 
El estrés, se traduce en la piel, el cuerpo se sobrecarga. No contamos con herramientas necesarias para regenerarlos tejidos y con el tiempo empezarán a notarse.

 

5.    Sé paciente y bondadosa contigo

Estas semanas no son fáciles, tenemos mucha incertidumbre y este confinamiento indefinido puede ser estresante. Cuando nos sentimos ansiosos o molestos, los niveles de hormonas de estrés como el cortisol se elevan y podemos generar cambios hormonales.         

¿Conoces de meditación? ¿Técnicas de respiración? He aprendido algunas técnicas súper buenas y sencillas para aprender a dejar de preocuparme tanto y funcionan de maravilla para parar un poco la mente de todas las cosas que escuchamos que nos asustan parecen adversas.

Si aún no encuentras una opción para meditar o respirar, puedes tratar escuchando música relajante por 10 minutos con los ojos cerrados enfocándote en tu respiración o en los sonidos.

Encontremos unos minutos diarios para poder encontrar un poco de paz.

Empezamos esta serie de cuidado de la piel con lo mas básico: tu cuerpo y mente.

Parece mágico lo que sucede cuando cambiamos nuestra manera de pensar acerca de nuestro cuidado.

El cambio empieza en tí, recuérdalo siempre.

Con mucho amor,

Lou


 

Todos los comentarios

Deja un comentario